• Tendencias en la Industria Químico-Farmacéutica

       Siguiendo con nuestros post orientados a delimitar las tendencias de los mercados de algunos de nuestros clientes le toca hoy el turno a la industria Químico Farmacéutica, una industria aparentemente ajena a los embates de los cambios actuales pero nada más lejos de la realidad, y es que las regulaciones y normativas que sufre este sector, así como la presión de gobiernos y otras autoridades están detrás de algunas de estas tendencias.



       Se presupone que este sector es ajeno a la competencia y que la innovación y la investigación son herramientas que protegen el negocio y predisponen a suculentos beneficios, pero en los últimos años se están produciendo complejas luchas de precios que han hecho caer enormemente los márgenes de beneficio, sobre todo en el mercado de los genéricos, siendo actualmente uno de los negocios menos lucrativos del sector, al que además parecen querer sumarse la competencia que viene del este. Por ese motivo, y buscando mejorar sus números, las tendencias que hemos podido identificar son:


    - La Apertura a nuevos productos, fundamentalmente aquellos exentos de receta, es decir suplementos alimenticios y deportivos cuya demanda crece de forma importante en los países desarrollados y a los que pueden aplicarse agresivas campañas de marketing que les dotan de un importante valor añadido. Además son productos de uso recurrente lo que garantiza un flujo regular de ingresos, rentabilidad y beneficios de una forma relativamente rápida.

    - La Personalización de productos se está convirtiendo en una de las armas más decisivas sobre todo en compañías emergentes que indagan nuevos mercados con productos y servicios orientados totalmente al nicho de mercado al que se dirigen, haciendo totalmente personalizado el producto así como la experiencia de compra. En esta tendencia está el germen de una nueva forma de hacer negocio, no basado tanto en el volumen como en la atención al cliente.


    - El Análisis y Dosificación automatizados es un paso más allá del anterior, en este caso se busca facilitar el control y el suministro para dejarlo en manos del mismo paciente, que de esta forma queda liberado de las visitas al médico de cabecera por las consabidas recetas, evitando esperas indeseadas a los clientes que están así mucho más informados del estado de su dolencia, y se evitan además los errores de dosificación por parte del cliente. Esta tendencia supondrá un valor añadido extra como servicio en la oficina de farmacia, cuando el cliente no pueda adquirir el equipo debido a su coste. Paralelamente esta tendencia busca fidelizar al cliente y evitar así su fuga hacia la competencia de una forma sencilla y económica.

    - La Búsqueda de Mercados Emergentes, es decir la descentralización de las factorías y los centros de distribución así como la entrada en mercados emergentes antes a espaldas de tratamientos que actualmente se han abaratado gracias a la adaptación digital, automatizada y laboral.

    - El Apoyo en Plataformas Digitales, esta tendencia será la más tardía en llegar pero sin duda la entrada de plataformas de compras, logística y comunicación acabarán llegando al sector, facilitando el acceso de los pacientes a los medicamentos a través de dispositivos electrónicos conectados a internet y controlados por facultativos en línea con atención las 24 horas del día. Probablemente se empiece por productos sin receta para acabar creándose auténticas plataformas de cobertura mundial que democratizarán el acceso a los medicamentos y reducirán su coste.



    - La Mejora de la Imagen Corporativa a través de Sostenibilidad y RSC que actualmente solo algunos actores de la industria han abordado serán de obligada implantación a corto-medio plazo, asumiendo de esta forma la responsabilidad de aportar a la sociedad y al planeta parte del valor que recogen de ella y que además redunda en un aumento del nivel de popularidad de la industria que hoy está de capa caída. La calidad ya no es una herramienta diferencial, en los próximos años serán estas dos nuevas áreas las que provocarán mayor impacto sobre la imagen de marca. Las universidades corporativas, o el apoyo a las públicas se convertirán en habituales como fuente de búsqueda de talento y de prescripción.

    - La Especialización de las compañías en ciertas áreas de fabricación les llevará a rentabilizar las inversiones en I+D y en producción, convirtiéndose en auténticos centros del conocimiento de estas áreas, con el fin de combatir las enfermedades y asegurarse un mercado cautivo, evitando corporaciones que tocan todos los palos por miedo a quedarse fuera del mercado.

    - La Concentración en Mercados de Volumen o Genéricos, algunas de estas compañías derivarán a la especialización en el volumen, reduciendo en su caso la inversión en I+D y concentrándolo en la optimización de la fabricación y la calidad. Probablemente continuarán los procesos de fusión de los grandes grupos así como la irrupción de nuevos actores sobre todo ligados a nuevas tecnologías como las derivadas de la genética y la robotización.

    - La Reducción de la Fuerza de Ventas consecuencia de la irrupción de nuevas herramientas de comunicación entre investigador, productor y facultativo; los equipos comerciales del sector se transformarán y especializarán en base a como lo hagan sus empresas y deberán convertirse en promotores de esa comunicación a través de las herramientas entre las que cada vez tendrá más peso la marca personal y la presencia en redes sociales. Nuevas necesidades en este sentido se vislumbran en este sector.

    - Lógicamente todas las derivadas de las Tecnologías Emergentes en todos los ámbitos como la impresión 3D, la automatización del transporte, la nanotecnología, la digitalización, la irrupción de nuevos materiales como el grafeno, la realidad virtual o aumentada y otras.

    - El cambio de foco hacia La Prevención en lugar de al tratamiento será inevitable sobre todo debido al aumento imparable de las resistencias a paliativos.


       En líneas generales se producirá un viraje muy intenso de un sector centrado en el producto hacia un escenario en el que se centrarán en el paciente, esto provocará un profundo cambio que afectará a los departamentos actuales y promoverá la entrada de otros nuevos. La especialización y la personalización serán las principales fuentes de negocio, y la importancia del empleado promoverá aumentos de rentabilidad incluso en escenarios con menores volúmenes de personal.
  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario

    ...