• Percibo… ¡Movimiento!



       Inmersos en un entorno incierto, complejo, ambiguo y cambiante, (VUCA en inglés), donde todo pasa demasiado deprisa, debemos estar muy atentos a todo lo que acontece a nuestro alrededor. 



       A continuación os presento, los siete puntos que percibo en el ambiente empresarial como tendencia en RRHH presente, y sobre todo, intuyo (y espero!) en el futuro:


    1.- NUEVO LENGUAJE ORGANIZACIONAL.

       Una serie de palabras asociadas con un significado potente ha llegado para instalarse y coger fuerza en el mundo empresarial.    Valores, propósito, confianza, personas, misión, felicidad, crecimiento, aprendizaje, bienestar, conciliación, salud, responsabilidad social, etc. Son sólo un ejemplo pero que cada vez más están presentes en conferencias, cursos, formaciones, reuniones de equipos y comités directivos. etc. Bienvenidas todas esas palabras ¡llenas de emoción! que humanizan la empresa.



    2.- CAMBIO DE NOMBRE.

       Resultado de lo anterior, y en línea con la estrategia de las empresas en situar a la persona en el centro llega como primer requisito el cambio de nombre al departamento que lo gestiona, pasando por el antiguo Jefe de Personal, al Departamento de Recursos Humanos (que siempre trajo su debate),y ahora va tomando otra nomenclatura; he visto algunas como Departamento de personas; Departamento de cultura y valores, Departamento de personas y valores, Desarrollo de Personas, etc.
       Ahora mismo, y siguiendo con la línea, hay una mayor creatividad y libertad a la hora de denominarlo acorde a los valores y cultura de cada empresa.


    3.- LOS VALORES CUENTAN.

       También se impone la creatividad de cara a implantar herramientas que nos permitan encontrar y detectar valores en los futuros candidatos, pues si conseguimos que los futuros colaboradores compartan en gran medida los valores de la empresa, no sólo se encontrarán más a gusto y estarán más comprometidos, sino que darán más sentido a su trabajo y aportarán mucho mas. A la formación, experiencia, conocimientos y las competencias, hay que añadir los valores personales. Encontrar personas alineados con los valores de la empresa será uno de los retos más importantes para estos departamentos.


    4.- CONVERSACIONES DE CRECIMIENTO PERSONAL Y PROFESIONAL.

       Las antiguas evaluaciones del desempeño, tienen que empezar a girar en torno a indicadores más profundos de crecimiento personal y profesional. Hablar en términos de logros, contribuciones, ideas aportadas, aprendizajes obtenidos tras el error, planes de acción a futuro, aliados o compañeros en los que se apoyarán para conseguirlo, valores honrados, etc. La organización debe contar con espacios para potenciar y fomentar esas conversaciones de equipo y/o de be to be.


    5.- POTENCIANDO LA EMPATÍA

       Se descubre como la competencia clave para poder entender y dar respuesta a las demandas de cada persona que forman parte de la organización e incluso fuera de ella.
    Empatía en el amplio sentido de la palabra será estirándola hasta límites donde no se había llegado antes. Entender y respetar qué necesita cada persona para su desarrollo y crecimiento personal y profesional, qué se le puede ofrecer para mejorar su trabajo, sabiendo que en las compañías trabajan personas de diferentes culturas, edades, necesidades y motivaciones. 


    6.- JUNTOS SIEMPRE MEJOR.
       Tener disposición para colaborar y trabajar en equipo es otra de las habilidades imprescindibles para las empresas del futuro. Los líderes junto con sus equipos deben estar dispuestos a trabajar escuchando diferentes punto de vista, a cocrear juntos nuevas formas de trabajar, a estar abiertos a participar en reuniones multidisciplinares para obtener una visión más global de la empresa, a llegar a soluciones más creativas.
    En equipo siempre se aprende, se crece y se construye más y mejor. Dejar a un lado el egoísmo, las medallitas individuales y el egocentrismo va a ser otro gran reto.



    7.- "CURIOSENADO"

       Palabreja inventada que hace referencia a la acción de ser y sentirse curioso. Mostrar asombro y sorpresa continua. Que las personas que componen la organización, y ésta misma, tengan y/o fomenten la intención siempre por descubrir nuevas cosas. No dar por sentado que está todo dicho, hecho o creado. Apertura hacia lo nuevo, a observar qué se hace, cómo lo hace el competidor, o incluso como lo hace otra empresa de otro sector. Indagar, preguntar(se), descubrir, intentar, crear y crecer. 

    “El secreto del cambio es enfocar la energía no en luchar contra lo viejo, sino en construir lo nuevo” 

    ( Socrátes)

  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario

    ...