• ¿Testimoniales en B2B?

       Desde la integración completa de la tecnología móvil en nuestras vidas, con el uso de las redes sociales y la masificación de los Smartphones, se generó una tendencia que se ha convertido finalmente, en una realidad. Es un comportamiento esperado por las empresas, en algunos casos estimulado, promocionado o simplemente deseado, y no es sino el testimonial de un cliente.

    ¿Qué son los testimoniales? 

       Son las opiniones de un cliente al respecto de nuestros productos y/o servicios, utilizando lo que en antaño conocíamos como la hoja de evaluación de servicio, pero con la posibilidad de compartir a nivel mundial. La gran diferencia, es que se ha democratizado la opinión, ya el cliente tiene la oportunidad de publicar su opinión sin importar los deseos del empresario.

    ¿Por qué son tan importantes?

       Es conocido, que por el bombardeo constante de promociones, ofertas y publicidad que recibimos en nuestros dispositivos móviles entre otros soportes, la credibilidad de las empresas no puede medirse ya por lo que dicen, sino por lo que son capaces de hacer.       Para bien o para mal, un potencial cliente valora más lo que otro en su situación opina, ya no interesa tanto el mensaje comercial de la empresa, se entiende como normal que todas las empresas sólo hablan bien de ellas mismas, es hasta normal que se maquille algo la realidad, pero la expresión de alguien que da su opinión, en teoría de forma desinteresada, si se toma como una opinión valorable.


       Inicialmente se consideraba que esta práctica servía únicamente para el B2C y sus servicios, de ahí la importancia de las opiniones vertidas en portales como Tripadvisor, el Tenedor, el blog de una empresa o cualquier red social que utilice un cliente para expresarse. 

       Una empresa mejor valorada, obtiene mayor fidelidad de sus clientes habituales, y mejor ratio de conversión de los lectores de esas opiniones, a pesar del precio de su propuesta. Ocurre con la misma fuerza la reacción opuesta, es decir, si la opinión es mala o desfavorable, la pérdida de potenciales clientes también es muy grande. Hasta hace poco, esta realidad tenía razón de ser en el B2C, pero las empresas han visto la importancia que tiene para una persona ver la opinión de otra. Así, ha comenzado a evidenciarse cada vez más que, aunque se negocia entre empresas, las decisiones la toman personas, y eso ha traído algunos comportamientos desde el B2C al B2B.

    Las opiniones se valoran más que el precio

       De esta forma, las pioneras en el uso de testimoniales, han comenzado a colocar en sus páginas web, blog o canal de YouTube estas experiencias de satisfacción de los clientes, adelantándose así a la posibilidad de que estos busquen otros foros para expresarse que queden fuera de su control. Facilitar la expresión de los propios clientes y valorar de forma justa opiniones positivas como negativas permiten mantener a la empresa activa y proactiva frente a los cambios, atenta a las tendencias y supone una presión positiva que obliga a trabajar en busca de la excelencia.

       Las opiniones pueden no centrarse en exclusiva en la experiencia comercial con productos o servicios, sino incluso pueden tener que ver con las políticas de sostenibilidad, responsabilidad social corporativa, igualdad, seguridad, etc, por lo que la empresa se ve avocada a ir implementando políticas a estos niveles de forma progresiva pero sistemática, redundando ello en el mejor funcionamiento de todo el sistema.

      ¡¡¡¡¡Bienvenidos Testimoniales!!!!!
  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario

    ...