• 6 Tendencias para el desarrollo y el aprendizaje

       Mucho es el dinero destinado a formación y, siempre ha sido difícil calcular el retorno de la inversión así como ver la aplicabilidad en el puesto de trabajo. Esto ha traído algunas innovaciones en las formaciones impartidas por las empresas. 

       La formación "para todos", no siempre es la mejor opción, y esa formación más tradicional, sólo de escuchar y tomar notas, tiene los días contados. 


       A continuación expongo seis tendencias para el desarrollo y el aprendizaje en las organizaciones, para potenciar el desarrollo personal y profesional del colaborador, para que pueda tener más impacto en su puesto de trabajo, y se rentabilice la inversión. 


    1.- Formación Ad hoc. Este enfoque más actual en el que la persona se sitúa como centro del negocio, tiene también sus consecuencias en el área de formación. Ahora es el colaborador quien informa de sus necesidades formativas para llevar a cabo la tarea de manera más eficiente posible y/o adquirir las habilidades necesarias para desempeñar con éxito su trabajo. El trabajador tiene una actitud mucho más proactiva; busca y estudia las opciones, informa y participa en la elección y posterior valoración. 

    2.- Multicanalidad. Los mismos contenidos ahora se proporcionan por diferentes canales (on line, papel, apps, presencial, etc.) atendiendo a las diferentes maneras que los individuos entienden y procesan la información. Esta diversidad, en ocasiones, hace que el colaborador decida cual es el momento ideal para conectarse y seguir avanzando en sus conocimientos y practicando habilidades. Dándole a la formación un aire más dinámico y que continua fuera de las aulas. 

    3.- Pequeñas dosis. El microaprendizaje es una forma de enseñar y entregar contenidos en pequeñas y muy especificas píldoras. Este micro aprendizaje también está relacionado con la tendencia del aprendizaje justo a tiempo: aprender nuevas habilidades y conocimientos en el momento que realmente lo necesitas y que puedes aplicar inmediatamente. 


    4.- Embajadores. Otra figura que está tomando cada vez más presencia es el embajador. También llamado mentor. Aunque cada organización puede dotarle del nombre que quiera. Es un tipo de formación interna, donde es tu propio compañero el que te forma in situ en el puesto de trabajo. Suelen ser mas experimentados y dominan la técnica y/o el proceso. Suele ser una figura que aparece o bien cuando un nuevo empleado de incorpora y está a su lado durante el tiempo estimado hasta que "se hace" con el puesto. O también es el responsable de formar a los compañeros en alguna novedad ( programa, proceso, herramienta) Evidentemente este tipo de perfil de embajador, debe contar además de las competencias técnicas , con las habilidades necesarias para enseñar; como serían la capacidad de escucha, expresarse con claridad, asegurar que el otro le entiende, respetar el ritmo de aprendizaje, etc. 

    5.- Experiencial. Siguiendo la frase ; "Lo que se oye se olvida, lo que se ve se recuerda, lo que se hace se aprende". Cada vez más las formaciones son más participativas e implican al alumno casi desde el inicio. Le hacen tomar conciencia de lo que hace y de cómo lo hace, o bien realiza los ejercicios por sí mismo para que pueda rectificar y aprender de sus propios errores. 


    6.- Acompañamiento. Una vez proporcionados los conocimientos y la teoría , es posible utilizar alguna figura como un tutor al que puedas acudir para aclarar dudas y/o explicar contenidos difusos. Y lo más novedoso y que está tendiendo muy buenos resultados, es que tras la formación recibida, se inicie un proceso de Coaching personal para generar un compromiso con la acción, y transferir lo aprendido al puesto de trabajo. Es durante el proceso de Coaching, donde el trabajador junto con su coach cocrean aquel objetivo que quiere incorporar a su trabajo, y se concretan varias sesiones para trabajarlo. Está funcionando muy bien, pues para poner en marcha algunos de los conocimientos y herramientas que se presentan en los contenidos formativos, se requiere constancia, apoyo, motivación, persistencia, seguridad personal, etc, algo que se consigue durante los procesos de Coaching. Sentirse acompañado durante la fase de implantación de nuevos conocimientos o competencias es clave para progresar y no abandonar. 



       Para terminar, comparto con vosotros tres frases que me impactaron la primera vez que las leí y que vienen al caso que nos ocupa:




    Sólo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan... no formarlos y que se queden.  Henry Ford




    Forma bien a la gente para que puedan marcharse, pero trátales mejor para que puedan quedarse. Richard Branson




    Si crees que la formación es cara ... prueba con la ignorancia. Derek Bok 




    Feliz semana!!


  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario

    ...