• RRHHs necesita cariño y tiempo


       Comienzo este post, inspirada por Víctor Küppers,  que en una de sus ponencias se me quedó grabado, por lo simple pero lo potente de su mensaje.  Hablaba sobre la base de las relaciones humanas, y que éstas, para que sean poderosas, deben contar  con  cariño  y con tiempo. Nada más.


    Las personas  necesitamos tiempo y cariño todos los días. 

       Metafóricamente decía que  las personas somos como las plantas, que si no las riegas, se mustian y terminan palmando!  Así es él en directo.
       Y esta reflexión, trasladada al mundo empresarial, desde mi punto de vista, es precisamente,  lo que necesitan  actualmente, las personas que trabajan en los Departamentos de personas o Recursos Humanos. Cariño y Tiempo.

       Estamos en la era del #peoplefirst .  La persona se posiciona en el centro de la organización. Esta nueva dimensión es clave para contar con empresas productivas y saludables.  Muchas empresas lo saben y creen en ello, otras se están adaptando a su ritmo, y otras creen que no van con ellas. No importa, se nota y se huele un cambio de tendencia orientado a las personas. Muchos profesionales que nos dedicamos a trabajar por y para las personas, dentro y  fuera de las organizaciones, estamos como en un sueño!  Emocionados, con este cambio de foco.
       Esta nueva perspectiva está trayendo cambios a muchos niveles.   Por lo que veo, leo y oigo,  es que , lejos de ser algo que implique a toda la organización, está recayendo en los departamentos de recursos humanos “casi todo el peso” (por no decir todo el peso). Y está genial!   Es enriquecedor y retador a la vez, pero no olvidemos que las personas que conforman y trabajan en los departamentos de personas (RRHHS) también son`(somos) personas, y que también por supuesto,  necesitan(mos)  Cariño y Tiempo”.
       Si,  y por  cariño  podemos traducirlo , por ejemplo,  en más confianza por parte de las personas que trabajan en la empresa, más apoyo financiero, más  aliento a seguir  y vencer obstáculos, más comprensión  sobre la evolución de los cambios que de por sí  son lentos ; mayor  formación para seguir mejorando , innovando y aprendiendo, etc.
       Y por supuesto, también necesitamos  tiempo, un valioso tiempo  para  tener esa reflexión, ese análisis de la situación del departamento actual y  el futuro deseable de conseguir. Se necesita tiempo para crear, debatir, tomar conciencia de los procesos, de los objetivos y, por supuesto, para conocer el nivel de energía, la pasión y la emoción que “reina” en estos departamentos.   
       Existe mucho talento que necesita desplegarse dentro de cada organización, y también en Recursos Humanos!!, pero hay que crear el espacio, dar la oportunidad,  y por supuesto seguir aportando y ofreciendo “cariño y tiempo”.
       Con estos dos ingredientes, el  propio departamento de Personas, desde el debate y la reflexión, aportará  lo mejor al resto de la organización.
       Y con un ejercicio  interior basado en la  humildad, eliminando los  perjuicios y sin ningún tipo de miedo, las personas que trabajan en estos departamentos claves y cruciales, pueden contar en algún momento,  con acompañamiento externo para enfocarse, cuidarse y mimarse más.

       Únicamente con el propósito de darse más valor, para ofrecer y potenciar el  valor de los demás.

    En lo que va de año, 

    ¿Has dedicado ese tiempo a fortalecer y  hacer crecer al equipo de RRHHs?
    ¿En qué grado sientes esa dedicación en tiempo y cariño por parte de tu organización?
    ¿Qué ventajas supondría ahora mismo, ese  espacio para crear, imaginar, priorizar, concretar, etc.?
    ¿Qué podría aportar ese acompañamiento orientado a potenciar a tu equipo de RRHHs?
     ¿Qué estas dejando de hacer por esa falta de “tiempo y cariño” en tu organización?

    Inhalo sorpresa, exhalo siempre gratitud.

  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario

    ...